Madrid, totalmente vacía tras el cierre de bares, museos y tiendas ante la crisis del coronavirus