Mallorca, asolada por las inundaciones más trágicas de los últimos treinta años