La calle grita de rabia e indignación ante la puesta en libertad de 'La Manada'