Una mujer de 29 años al borde de la muerte por culpa del tinte