Con 20 años, en estado crítico en Huesca al negarse a recibir una transfusión de sangre