Más del 30% de las mujeres han sufrido alguna vez agresiones físicas o sexuales