Omar López: un conductor ágil y brillante que no pudo evitar la tragedia de Avilés