Otilia, el ángel de la guardia de los sintecho: con 85 años, reparte cada día alimentos en Ourense