Los padres del chico asesinado en Cobeña, rotos de dolor, en el minuto de silencio