Los padres de Julen, resignados en el día a día del rescate