En la calle con su hija de dos años tras okupar su vivienda mientras estaba trabajando