La pareja detenida por la muerte de la madre de ella convivió cuatro meses con el cadáver