Los peatones disfrutan de la nueva Gran Vía madrileña