Las peleas por el uso o no uso de la mascarilla se multiplican