El sí de su mujer le ayuda pero Ángel puede enfrentarse a una pena de hasta dos años de cárcel