El pequeño comercio de Madrid da un nuevo paso para recuperar la actividad