Las personas sin hogar, más expuestas que nunca a consecuencia del temporal