Los desorbitados números del precio del alquiler: llevamos 44 meses de subidas