La presión vecinal vuelve a lograr el desalojo de unos okupas en Portugalete