Interpol busca a Guillermo Fernández Bueno, el preso fugado, y a su mujer, en paradero desconocido