La presunta asesina de tres ancianas culpa a una inquilina