La carne que parecía rata es auténtico pollo