El Rúa Mar estaba en el foco de la policía junto a otros pesqueros que podrían colaborar con el tráfico de hachís