Saltar de los puentes de Venecia al canal, una moda sancionada con 450 euros