La sandía, la fruta más cotizada