Segundo caso de violación en pocas horas en la playa de Barcelona: la última víctima es una menor