El cuerpo de Laura Luelmo está semidesnudo, con signos de muerte violenta y cubierto con ramas