El Servicio de Salud de Castilla- La Mancha, condenado a indemnizar a una paciente con 5,5 millones