El “sí quiero” en un hospital después de un ictus