La climatología, la orografía y la mano del hombre detrás de la tragedia de Mallorca