Los indicios que siguen los investigadores en la búsqueda de Blanca: la tormenta del 26 de agosto puede ser clave