El hijo adoptivo de la pareja asesinada en Tenerife confiesa el triple crimen