Un turista español, desesperado con la factura que tendrá que pagar en un hospital de Punta Cana