El ritmo de vacunación se acelera: 1,2 millones de personas ya tienen puestas las dos dosis