Vecinos de Barcelona contratan a una empresa para echar a un grupo de okupas