Los vecinos de Premiá de Mar desalojan a pedradas a tres jóvenes okupas a los que acusan de violación