La ventisca deja ‘helados’ a unos pasajeros en Rusia