La oleada de solidaridad en medio de la tragedia de los atentados en Barcelona y Cambrils