Así se produce un tsunami volcánico que puede provocar que las olas vayan a la velocidad de un jet