Youtubers que ganan 67.000 euros al año por susurrar a sus seguidores