Una tierna bulldog francés ayuda a niños con enfermedades terminales