Carmen Borrego se marea en directo y Paz Padilla tiene que ayudarla: “Esto es mano de santo”