La amistad de Marta López y Kiko Hernández se resquebraja durante el cocinado: "Pesado, cansino"