Las imágenes que podrían incriminar a Rafa Mora: pudo poner la mosca en su plato