Fani acaba entre lágrimas tras su bronca con Julián: “La estrella soy yo y el estrellado eres tú, ¡ridículo!”