'Un voyeur, una inspiración y una tarjeta de crédito'