Carmen tiene pánico a los quirófanos: “A mí no me seda nadie”