Bieber, peligro sobre ruedas