Según testigos de la prisión, Basterra le ha dicho a Porto que no se va a "comer el marrón"