La escatológica anécdota de Carmina Barrios en una peluquería: "Lo llené todo de mierda"